Me estoy acostumbrando a ti,
queriendo robar para mi tu merada, tu sonrisa y tus labios.

Me estoy dando cuenta que este amor poco a poco me vuelve loca,
pidiendo tu amor, tu comprensión, y de tu cariño.

Quisiera ser parte de tu destino,
ser el sendero en tu camino
que ilumine tu corazón y el mío.

Me estoy acostumbrando a ti
y quisiera ser parte de lo que tu ya eres para mi…

0Shares